Pedir Cita y Consultar Pruebas e Informes

963 00 30 00

El servicio de maternidad de IMED Valencia se posiciona como un referente en la ciudad

Notas de prensa | 3 de Diciembre de 2018
  • El pasado verano nació Olivier, un bebé prematuro de tan sólo 27 semanas de gestación y 650 gramos de peso.
  • Después de 4 meses ingresado en la UCI Neonatal del hospital, se le dio de alta el pasado mes de octubre, en buen estado de salud.

Patricia, la mamá del pequeño Olivier, llegó casi por casualidad al servicio de urgencias del hospital IMED Valencia en busca de una segunda opinión médica porque, aunque le habían dicho en otro centro hospitalario que todo estaba correcto, ella presentía que algo no marchaba bien. Y no se equivocaba, porque una vez la vio el equipo de ginecólogos de IMED Valencia y le practicaron el reconocimiento médico oportuno, decidieron ingresarla bajo observación con tratamiento antibiótico y corticoides para acelerar la maduración de los órganos del bebé ante la sospecha de un parto prematuro.

Según Patricia, “si no llego a tener la lucidez de venir a este hospital hubiese perdido a mi hijo en casa”. 

Patricia tenía una infección, empezó a tener contracciones y se le tuvo que practicar una cesárea de urgencia tan sólo 48 horas después de su ingreso hospitalario. El parto fue bien, dentro de la gravedad, y Olivier nació con tan sólo 27 semanas + 1 día - considerado como prematuro extremo - con una talla de 32,5 cm y con sólo un  peso de 650 gramos. Como todos los bebés prematuros extremos, nacidos antes de las 28 semanas de gestación, Olivier presentaba una gran inmadurez en el desarrollo de sus órganos y un alto riesgo de morbilidad y mortalidad. Sufría una gran inmadurez pulmonar que no le permitía respirar por sí mismo por lo que nada más nacer fue trasladado a la UCI Neonatal donde tuvo que ser conectado a ventilación mecánica, que se prolongaría durante semanas, y suministrarle surfactante endotraqueal para acelerar la maduración pulmonar. 

Durante su estancia en la UCI Neonatal, casi 4 meses en total – 112 días para ser exactos -, debido a su prematuridad extrema, sufrió varias sepsis, dos paradas cardiorrespiratorias, una retinopatía que ha precisado tratamiento intraocular por el servicio de oftalmología del hospital, una cardiopatía congénita con ductus arterioso persistente que respondió al tratamiento farmacológico, una colestasis hepática y una hemorragia cerebral grado 2, que se reabsorbió en las primeras semanas de vida. 

Afortunadamente para Olivier y sus papás, el servicio de maternidad del hospital IMED Valencia actuó de manera coordinada y con gran profesionalidad y celeridad. Todo el equipo de ginecólogos, matronas, pediatras neonatólogos, y personal sanitario de la unidad de cuidados intensivos neonatales, apoyados por la última tecnología con la que cuenta el hospital, han formado un servicio que se ha posicionado como un referente en la sanidad privada en Valencia. 

Lactancia materna, contacto piel con piel y puertas abiertas 24h 

“Desde un primer momento se procuró que la alimentación de Olivier fuera la propia leche materna, la mejor para cualquier bebé y, especialmente, para un bebé prematuro. Al principio, fue alimentado con leche materna extraída que tuvo que ser administrada por sonda orogástrica debido al  estado y capacidades del bebé hasta que fue capaz de completar las tomas  por succión”, comentaba Lidia Gil, Supervisora de enfermería de la UCI Neonatal-Pediátrica del hospital IMED Valencia. 

Una vez superados los problemas de mayor adaptación a la vida extrauterina, después de dos meses y asistido con ventilación mecánica no invasiva, Olivier estaba preparado para practicar con su madre el método canguro. Al ser colocado el bebé en contacto directo piel con piel sobre el pecho de la madre, se satisfacen las necesidades físicas y emocionales de ambos, estimulando el vínculo biológico-afectivo y favoreciendo la lactancia materna.

Una de las ventajas de la UCI Neonatal del hospital IMED Valencia es ofrecer una unidad de cuidados intensivos de puertas abiertas 24 horas para que los padres tengan la posibilidad de pasar todo el tiempo que necesiten junto a su hijo ingresado. Sobre este aspecto, Patricia nos comentaba que “cuando mi hijo ha tenido momentos muy malos me he quedado toda la noche junto a él, pendiente, observándole todo el rato, lo que me proporcionaba un gran alivio”. Para continuar diciendo, “sólo tengo palabras de agradecimiento para todas las personas y profesionales que trabajan en IMED Valencia, matronas, ginecólogos, pediatras, auxiliares, enfermería, celadores, recepcionistas, cafetería…, nos han tratado todos fenomenal”. 

Unidad de pediatría súper especializada 

La Dra. Natalia Julve, responsable y coordinadora de la UCIN del hospital IMED Valencia además de especialista en neuropediatría, ha estado pendiente de la evolución del pequeño Olivier en todo momento. “Ha sido un caso complejo, como suelen ser la mayoría de prematuros extremos. Hemos tenido que ir solventando múltiples problemas de salud que se nos han ido presentando. Afortunadamente, en IMED Valencia contamos con el equipo humano y la tecnología necesaria que nos permite poder atender prematuros extremos con éxito. Olivier es un niño fuerte, está sano y, por fin, después de 4 meses, en casa con sus padres”. 

Durante los primeros años de vida los bebés prematuros tienen mayores necesidades pediátricas que los bebés nacidos a término. Sus pequeños cuerpecitos, todavía en formación, han madurado fuera del vientre de su madre, aumentando el riesgo de padecer más enfermedades y complicaciones. Además de realizar las visitas que haría un bebé sano nacido a término, los bebés prematuros o prematuros extremos, como es el caso de Olivier, precisan de programas de seguimiento, necesitan de una estimulación temprana para optimizar su desarrollo y un seguimiento especial en diferentes subespecialidades pediátricas. IMED Valencia cuenta con profesionales expertos en Oftalmología, Neuropediatría, Alergología y Neumología, Pediatría general y Neonatal, Gastroenterología, Traumatología, Endocrinología, Nefrología y Cardiología pediátrica, formando una Unidad de Pediatría con un alto grado de especialización capaz de ofrecer una atención integral, con la máxima profesionalidad, en cualquier caso clínico que se le presente. 

El servicio de pediatría está compuesto por un equipo de profesionales cercanos, dotados de la tecnología más avanzada e innovadora para una medicina de precisión, en un entorno cuyas instalaciones están orientadas a la eficiencia y atención personalizada. 

Servicio de maternidad 

El servicio de maternidad del hospital IMED Valencia, que actualmente cuenta con sólo un año y medio de funcionamiento, tiene unas cifras más que interesantes en cuanto a número de partos atendidos e ingresos pediátricos se refiere. 

Desde el inicio de la actividad del hospital el volumen de partos atendidos ha crecido de manera exponencial mes a mes. Durante el año 2018, sólo el 5% de los partos atendidos en IMED Valencia han sido partos prematuros, incluyendo más de una decena de bebés prematuros menores de 32 semanas que, como en el caso de Olivier, conllevan unos cuidados y seguimientos especiales.

UCI Neonatal y pediátrica 

El hospital IMED Valencia cuenta con una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos (UCINP) de referencia, es decir, que se pueden ingresar pacientes de 0 días hasta que cumplan los 14 años, considerada de nivel III, con 3 boxes de pediatría (uno de ellos de aislamiento), 9 incubadoras de UCI Neonatal y 10 incubadoras de neonatos patológicos no críticos. 

El equipo humano que integra la unidad está formado por profesionales experimentados y altamente cualificados, que aportan una gran seguridad en el cuidado y salud de los recién nacidos. 

La UCINP es de puertas abiertas, en la que los padres pueden pasar las 24h con su hijo durante todo el tiempo que permanezca ingresado en la unidad. 

IMED Hospitales 

IMED Hospitales es un grupo sanitario privado con presencia en el levante peninsular. Actualmente cuenta con 3 hospitales generales (Benidorm, Elche y Valencia) y 2 policlínicas (Teulada y Torrevieja). 

Nuestros centros están dotados con los medios tecnológicos más avanzados con el objetivo de prestar una atención sanitaria de primer nivel basada en la Innovación Médica, tal y como queda reflejado en nuestro nombre. 

La satisfacción de los pacientes y la agilidad en la atención son algunos de los indicadores que avalan el éxito de nuestro modelo.

  • Olivier junto a sus padres y parte del equipo de la UCINP de IMED Valencia
  • Dra Natalia Julve y los padres de Olivier
  • Patricia con su hijo en brazos
  • Papás de Olivier